Petro dio instrucciones a la Rama Ejecutiva para ahorrar energía y agua por Fenómeno de El Niño

  • La directiva No. 01 del 1 de abril de 2024 busca optimizar el consumo de los servicios públicos dentro de las entidades y organismos para mitigar el impacto sobre los embalses del país.

El presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, impartió instrucciones a todas las entidades y organismos de la Rama Ejecutiva, tanto del sector central como del sector descentralizado, para implementar medidas urgentes de ahorro de energía eléctrica y agua, con ocasión del fenómeno de El Niño que afronta el país.

A través de la directiva presidencial No. ​1 del 1 de abril de 2024, la Presidencia listó cuatro medidas a implementar de manera inmediata por todas las entidades de la Rama Ejecutiva, para optimizar y fomentar la disminución del consumo de los servicios públicos dentro de sus instalaciones.

Cada entidad debe establecer metas cuantificables y verificables de sus indicadores de consumo de energía eléctrica y agua, así como una evaluación semanal de estos indicadores para lograr el cumplimiento de las metas.

La directiva del presidente Petro indica que se debe “diseñar, implementar y ajustar los esquemas de trabajo en casa para todo el personal de planta y contratistas”.

Por otra parte, en las comunicaciones institucionales se deben incluir mensajes que promuevan el ahorro de energía eléctrica y agua, como parte de una estrategia que abarque todos los canales de difusión de las entidades: página web, correos internos y campañas en medios sociales y tradicionales.

En cuanto a los suministros dentro de las oficinas, se propenderá por el uso de sistemas de bajo consumo en bombillas, luminarias, sensores de movimiento, aire acondicionado, tomas eléctricas y todos aquellos elementos que permitan el ahorro de energía.

Así mismo, se recomienda el uso efectivo de dispositivos eléctricos para que se minimice su consumo de energía. Esto incluye computadores, televisores y demás equipos de oficina.

“Estas instrucciones deben ser tenidas en cuenta, entre otras razones, para la priorización y planeación de los presupuestos de funcionamiento y planes de contratación y compras de las entidades”, señala la directiva presidencial.

El seguimiento y cumplimiento de las metas deberá estar a cargo de las directivas de cada entidad estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *