La Policía le contesta al joven satánico que ingresó a la institución y dice que, “por su religión, no sigue órdenes”.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga respondió sobre el caso de Andrés Parales, el joven satánico que se incorporó a la institución, pero no quiere cumplir con el reglamento porque su iglesia no se lo permite.

El caso del bumangués, de 20 años de edad, se hizo viral en redes sociales, debido a que es bastante inusual en el país. Según él, la iglesia Lavey, a la que asiste, le obliga a tener el cabello largo como sinónimo de rebeldía. Parales interpuso una tutela mediante la cual pedía que la Policía respetara su libertad de culto y todo lo que eso implica; sin embargo, no prosperó.

Por medio de un comunicado, la Policía respondió que Andrés Camilo Parales Rueda se encuentra prestando el servicio como auxiliar y no como patrullero. Ingresó a la institución el 16 de febrero de 2023 y le faltaban cuatro meses para finalizar.

“En la religión satánica en ningún momento se habla sobre violencia. Incluso, dice que una persona no puede tener nada sexual con alguien que no lo quiera. Son consejos de vida y los asumí desde adolescente, que era ese el estilo de vida que quería para mí”, explicó el joven auxiliar de policía a El Espectador.

Andrés Parales se presenta en Instagram como escritor, empresario y activista. Allí publica fotos de su cotidianidad. Decidió ingresar a la Policía para obtener la libreta militar, pero su objetivo es ser bombero.

 

 

 

 

 

 

Autora: Danna Londoño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *